Terapia sustitutiva con hormonas bioidénticas

La terapia sustitutiva con hormonas bioidénticas es un tratamiento de optimización hormonal que se usa en mujeres a partir de los 45 años en las etapas de premenopausia y menopausia y que es totalmente diferente a la controvertida terapia de reemplazo hormonal.

¿Qué son las hormonas bio-idénticas naturales?

Las hormonas bio-idénticas son exactamente iguales a las hormonas que produce el cuerpo de una mujer. Se denominan también hormonas “naturales”, ya que aunque sean sintetizadas en el laboratorio provienen de fuentes vegetales, por lo cual se parecen a las hormonas humanas. Por ser naturales e idénticas producen los mismos efectos y siguen las mismas vías metabólicas que las hormonas originales generadas por el propio organismo. Equilibrando las deficiencias hormonales propias del envejecimiento se logran significativas mejorías en la calidad de vida.

¿Qué diferencia hay entre las hormonas bio-idénticas naturales y las hormonas sintéticas ?

Las hormonas bio-idénticas son compuestos que tienen la misma química y estructura molecular que las hormonas humanas. Las hormonas sintéticas, tienen diferentes estructuras químicas y pueden incluir medicamentos como los estrógenos equinos conjugados (EEC), el acetato de medroxiprogesterona (MPA), y otras progestinas sintéticas.

¿Qué son los implantes o pellets subdérmicos?

Son implantes que se colocan bajo la piel, mediante anestesia local. Se pueden personalizar las hormonas en función del tono personal y las necesidades de cada paciente mediante estudios analíticos. Una vez colocados estos pequeños implantes bajo la piel, liberan constantemente pequeñas dosis fisiológicas de hormonas cuando el cuerpo las necesita, proporcionando así una terapia óptima. Son hormonas bio-idénticas o naturales que se colocan bajo la piel como un implante o pellet subdérmico. Combinando el uso de pellets hormonales bio-idénticos, con la dosis exacta y el método apropiado proporcionan la seguridad y efectividad de la Terapia.

Cada paciente recibe de forma personalizada y completa la dosis hormonal necesaria y adecuada entre 4 y 6 meses. Estudio tras estudio, se ha confirmado que el uso de estrógenos y testosterona bio-identicos en terapia de sustitución hormonal, ha tenido un impacto positivo en enfermedades como la osteoporosis, el cáncer de próstata y el VIH.

¿Cómo son los pellets?

Las hormonas se pueden presentar individualmente o se fusionan en cilindros sólidos muy pequeños llamados “pellets”. Los pellets son un poco más grandes que un grano de arroz: aproximadamente de 3 milímetros de diámetro.

Con la terapia de reemplazo hormonal se puede alcanzar el equilibrio adecuado de estrógenos y testosterona, lo que organismo necesita para mantener un estado de salud óptimo. La terapia recupera las carencias en el proceso de envejecimiento utilizando hormonas idénticas a las que el cuerpo creó al ser joven y permitir a la mujer gozar de buena salud. Con la disminución de la producción de hormonas por parte de los ovarios durante la menopausia, el cuerpo presenta carencias.  Los pellets trabajan junto al organismo para ofrecerle lo que necesita. Cualquier incremento en los latidos del corazón hace que la sangre fluya más rápido hacia los pellets, liberando la cantidad necesaria de hormonas al torrente sanguíneo. En caso de ejercicio físico intenso, al aumentar el trabajo muscular, también aumenta la liberación de hormonas de los pellets.

Nuestro instituto ginecológico cuenta con una amplia experiencia en tratamientos con terapias sustitutivas con hormonas bioidénticas.